CITOMEL (LIOTIRONINA SÓDICA) usos y efectos secundarios

La liotironina sódica es una hormona tiroidea sintética fabricada por prescripción médica. Consiste especialmente en el isómero L de la hormona tiroidea natural triyodotironina (T3). La hormona tiroidea estimula la tasa metabólica basal, y está involucrada en muchas funciones celulares, incluyendo el metabolismo de las proteínas, las grasas y los carbohidratos. La liotironina sódica se utiliza médicamente para tratar el hipotiroidismo, una afección en la que la glándula tiroides no produce suficientes niveles de hormona tiroidea. El hipotiroidismo se suele diagnosticar con un perfil hormonal sérico, y puede manifestarse con síntomas como pérdida de energía, letargo, aumento de peso, pérdida de cabello y cambios en la textura de la piel. La primera medicación que incluyó T3 fue técnicamente un extracto de tiroides, dado por primera vez a un paciente con mi edema en 1891. Los extractos naturales de tiroides contenían niveles terapéuticamente viables de las hormonas tiroideas T3 y T4, y se utilizaron ampliamente en la práctica médica durante más de 60 años. Sin embargo, en el decenio de 1950, estas drogas comenzaron lentamente a dar paso a nuevos medicamentos sintéticos para la tiroides, a saber, la liotironina sódica y la levotiroxina sódica, que eran consistentes en cuanto a su dosis y efecto, y más deseables para los consumidores que los extractos animales preparados. Aunque la liothyronine sódica y la levotiroxine sódica están ampliamente disponibles en los Estados Unidos y en el extranjero hasta el día de hoy, la liothyronine conserva una porción significativamente menor del mercado mundial de la tiroides. Sin embargo, dado su efecto más potente y de acción rápida, la liotironina sódica sigue siendo un medicamento popular para la tiroides entre los culturistas y los atletas. La liotironina sódica se suministra más comúnmente en tabletas orales de 5mcg, 25mcg y 50mcg.

En los círculos de culturismo el citomel se utiliza principalmente como droga para la pérdida de grasa. Las hormonas tiroideas son a menudo referidas como los reguladores metabólicos del cuerpo. Los altos niveles de T3 aceleran el metabolismo de un individuo, permitiéndole quemar más calorías y utilizarlas de manera más adecuada. Generalmente los tipos de cuerpos ectopmórficos tienen niveles de tiroides muy altos y en algunos casos una ligera forma de hipertiroidismo no diagnosticado. Tanto el hiper como el hipotiroidismo pueden tener graves consecuencias en un individuo, como los bocios y otras cosas desagradables, por lo que meterse con la tiroides no es algo que aconsejaría a los principiantes. Como con la insulina, el mal uso de este compuesto puede dejarle dependiente de la T3 exógena para el resto de su vida. Así que se requiere algo de precaución e investigación antes de poner Cytomel en tu cuerpo. Generalmente los ciclos deben limitarse a 4-6 semanas como máximo, se recomienda 3 y alternar ciclos con ciclos de 3 semanas de clenbuterol. Pero lo más importante es que para evitar un choque o una sacudida de la función tiroidea, las dosis deben acumularse con el tiempo y disminuirse de nuevo. Más para el Citomel que para cualquier otra droga existente. Para los culturistas competitivos el Citomel es una ayuda casi imperdible en la preparación de concursos, junto con el clenbuterol y los esteroides no aromatizantes como el estanazolol, la trenbolona, la metenolona.

Los usuarios suelen empezar con dosis más bajas y van subiendo. Por lo general, el ciclo comienza con una dosis baja y luego va subiendo gradualmente hasta llegar a una dosis más alta en la mitad del ciclo y luego va bajando lentamente hasta llegar a la dosis original de inicio. Una muestra de esto sería empezar con una dosis de 12,5 mcg durante unos días, luego hasta 25 mcg, los 50 mcg. Algunos usuarios eligen subir a 75 o 100mcg antes de disminuir a la dosis original de 12.5 mcg.

TE PODRÍA GUSTAR A TI TAMBIEN

Deja una respuesta