Es una droga que reduce el apetito y la sensación del “hambre”, por lo que puede ayudar a comer menos. Este producto se utiliza sobre todo en los tratamientos para la obesidad nutricional, y puede ayudar a reducir aproximadamente hasta 5% del sobrepeso.

 

Este fármaco se autorizó por primera vez en Estados Unidos para el mercado en 1997. Luego fue distribuido a nivel local como Sibutramina.

 

Se lanzó al mercado en Europa en 1999, donde tenía distintos nombres, tales como Sibutral, Meridia, Reductil, etc…

 

Francia no autorizó este medicamento hasta el 2001, y a partir de ese año empezó a venderse bajo el nombre de Sibutral.

 

Estas pastillas “inhibidoras del apetito de de 10mg, 15mg o 20mg siempre se deben tomar con un vaso de agua a la misma hora, ya que actúan directamente sobre la sensación de hambre en el cerebro. El Reductil Sibutramina se debe tomar bajo estricta supervisión médica.

 

Este medicamento tiene una clara ventaja para la obesidad o los tratamientos para la pérdida de peso, ya que reduce el hambre y mejora la saciedad, inhibiendo los neurotransmisores y actuando directamente para reducir el apetito.

 

En el culturismo, la masa muscular es importante a la vista. Debe destacar lo máximo posible para los jueces y no debe tener una capa de grasa encima.

 

También las mujeres utilizan estos inhibidores del apetito para mejorar su figura, normalmente durante la primavera, antes de la temporada “bikini”.

 

Sin embargo, puede tener efectos secundarios graves, desde sequedad de boca, hasta náuseas, mareos, insomnio o la sudoración, taquicardia, estreñimiento, palpitaciones cardíacas e incluso peor, presión arterial alta.

 

Por lo tanto, es fundamental ser consciente del historial médico y tomar Reductil bajo supervisión médica o profesional y, en particular, no automedicarte sin una supervisión estricta y rigurosa.

No se encontraron productos que concuerden con la selección.